¿Caída del pelo? 7 trucos para evitarlo

¿Caída del pelo? 7 trucos para evitarlo

Los desequilibrios hormonales durante la menopausia también afectan a nuestro cabello.

¿Has notado que se te cae el pelo más de lo normal y ahora tiene menos brillo, está más seco y encrespado?, entonces esto te interesa.

 El crecimiento del pelo también está regulado por la acción de los estrógenos¡madre mía!, ¿es que hay algo que no controlen los estrógenos?

Los estrógenos favorecen el crecimiento del cabello y protegen al folículo piloso compensando la acción de los andrógenos, las hormonas masculinas.

Durante la menopausia, como ya sabemos la producción de estrógenos decrece brutalmente y una de las consecuencias es que los cabellos se hacen más delgados, más secos, cae el pelo, tardan más en crecer y son más débiles.

Además al reducirse los estrógenos se produce una descompensación con los niveles de testosterona y el predominio de la testosterona puede aumentar el riesgo de alopecia androgénica.

  • Alopecia en mujeres menores de 40 años 15% 15%
  • Alopecia en mujeres que transitan la menopausia 40% 40%

El ciclo del pelo se reduce y se vuelve más lento, su fase de crecimiento se hace más corta, por lo que el pelo cada vez es más delgado y corto, dando lugar a un cierto grado de alopecia.

Afortunadamente, esta alopecia no provoca la caída total de cabello sino que lo que se pierde es densidad y aparecen zonas clareadas, por la degradación de los folículos pilosos, principalmente en la parte superior de la cabeza.

Debido a este desequilibrio estrógenos-andrógenos, puede aparecer pelo nuevo en la zona de la barba y bigote (…esto no me gusta nada).

El vello axilar y pubiano disminuye pudiendo llegar a menos del 50% de la densidad total (mira, aquí nos ahorramos la depilación 😜)

A tener en cuenta

Si además, desde jóvenes hemos utilizado tintes, secadores, planchas y todo tipo de cremas, y le añadimos el daño provocado por el sol, la contaminación, el tabaco, etc, el resultado es que hoy nuestro pelo está más empobrecido y envejecido, le falta brillo, es más sensible y tiene problemas de caída.

¿Cuáles son las señales de la alopecia o caída del cabello?

  • Pérdida del grosor del cabello.
  • Aumento de la caída capilar.
  • Cabello más seco y quebradizo.
  • Falta de brillo.
  • Cambio en la textura.

Trucos para reducir los efectos de la menopausia sobre la caída del cabello

COMER SANO Y EQUILIBRADO

Vigilar nuestra alimentación e incluir en nuestra dieta alimentos nutritivos que incorporen proteínas, fibra (granos integrales, legumbres, frutas y verduras frescas), carbohidratos complejos, sin olvidarnos de las grasas saludables.

Los alimentos no tienen propiedades mágicas, lo que sí es cierto es que hay determinados nutrientes que juegan un papel muy importante en la salud del folículo piloso y que eso va a tener un efecto beneficioso sobre nuestro pelo.

– Incorporar alimentos ricos en fitoestrógenos (con efectos similares a los estrógenos naturales) aliviando así los síntomas del cambio hormonal. Se encuentran en la soja, linaza, ajo, perejil, fresas… .

Incorporar a conciencia:

VITAMINAS GRUPO B

– Tomar alimentos ricos en  vitamina del grupo B, presente en el yogur, el melón, los cítricos, el polen o las legumbres, levadura de cerveza y el germen de trigo, estimulan el crecimiento.

Biotina (vitamina B7)

– Incluye alimentos ricos en biotina, se la denomina la “vitamina del crecimiento del cabello”, presente en: pescado, leche, plátano, nueces, yema de huevo, pollo, lechuga, tomate, aguacate y zanahorias. Existen también suplementos de Biotina para reforzar la producción de queratina y vello.

Gran parte de la biotina proviene de la microbiota o flora intestinal, si nuestra alimentación no es saludable, tendremos una microbiota pobre y la producción de biotina se reducirá, pudiendo provocar dermatitis y alopecia, así como uñas quebradizas entre otros problemas.

Me la recomendaron en este suplemento de Vitamina B7, Selenio, Zinc y noto que mi pelo está recuperando su vida…la verdad es que me estaba agobiando muchísimo.

HIERRO

– Tomar alimentos ricos en hierro, tiene un papel muy importante a la hora de prevenir la caída del pelo. Presente en el rábano, nuez, avellanas, espinacas, remolachas, brócoli, carnes diversas, y frutos rojos.

ZINC

– incluye alimentos ricos en Zinc, mineral esencial para mantener el cabello en buen estado, puesto que interviene en la formación del ADN. Presente en alimentos como las berenjenas, el apio o los espárragos, entre otros. (suplemento de Vitamina B7, Selenio, Zinc)

ACIDOS GRASOS OMEGA3

– Incluyamos los oméga 3. Estos ácidos grasos, contenidos en el atún, el salmón, la caballa, bacalao, en algas como el  wakame, las semillas de lino y las nueces, contribuyen a la hidratación del pelo y a la aceleración del crecimiento capilar. Si no llegas con tu alimentación puedes tomar suplementos (este es vegano)

Aquí te dejo 5 recetas fáciles y rápidas y ricas en Omega 3.

Además de Calcio, vitaminas A (antioxidante), C (sintetiza el colágeno) y E (combate los radicales libres). Estas vitaminas están presentes en frutas, frutos secos y verduras, entre otros alimentos.

HIERBAS MEDICINALES

– Para que vuelva a crecer fuerte. Ciertas hierbas medicinales nutren el cabello y/o estimulan la circulación sanguínea y la actividad del cuero cabelludo. Entre ellas, el Aloe Vera, el ginseng, la lavanda y el romero.

TRATAMIENTOS:

-NO HORMONAL

Yo he seguido este tratamiento recomendado por mi dermatólogo, la caída de pelo que estaba sufriendo era brutal y estaba un poco asustada.

Los resultados los empecé a ver pasados los 6 meses, hay que ser constante y no desesperar, porque los resultados llegan.

✔ Me recetó ESTE complemento alimenticio, muy conocido, que puedes encontrar en farmacias, en tiendas como Amazón, etc…

A base de vitaminas y minerales como azufre, hierro, magnesio, yodo y zinc, junto a las vitaminas A, C, B y proteínas como la biotina conocida por sus grandes beneficios para la resistencia y flexibilidad del cabello.

✔ Complementado con un fármaco vasodilatador (Minoxidil), también muy conocido, en modo loción tópica. Se compra en farmacias, bajo receta médica.

Este produce un incremento de una sustancia estimuladora del crecimiento capilar que induce que los folículos pilosos prolonguen su fase de crecimiento y acorten su fase de caída y además mejora el flujo sanguíneo en los folículos pilosos.

Aplicar la loción y darse los masajes en el cuero cabelludo puede parecer engorroso, pero si eliges los mejores momentos para hacerlo, los resultados llegarán.

Ahora noto que la caída del pelo se ha reducido muchísimo, crece con mas fuerza, más flexibilidad, resistencia y tiene mucho brillo…

Esta es mi experiencia…¿a qué esperas?, pregunta a tu dermatólogo.

 

-HORMONAL SUSTITUTIVO

-El tratamiento hormonal sustitutivo puede mejorar algunas de las propiedades mecánicas de la piel y puede ralentizar el proceso de envejecimiento y la caída del pelo. Siempre hay que consultar con tu médico para que valore tu situación.

7 Consejos para cuidar tu pelo en la menopausia

Practica ejercicio de forma regular

 El ejercicio ayuda a oxigenar el cuerpo, mejora nuestra circulación sanguínea y activa los folículos capilares favoreciendo el crecimiento del cabello.

El ejercicio físico también tiene un efecto en la estética porque “estimula la producción de colágeno», que se notará en la piel y en las articulaciones.

Utiliza productos de calidad para tu pelo

Productos específicos. Debemos prestar atención al acondicionador, mascarilla o champú que compramos. Utiliza el más adecuado a tu cabello: antioxidante, mascarillas hidratantes-nutritivas, etc.

Y cuidado, algunos champús pueden contener alcohol y son agresivos para el cuero cabelludo, forzando la caída del pelo. Evítalos.

Además usa tratamientos de colágeno o keratina, como este o este. Devuelven la resistencia y el volumen al cabello.

¡Ojo con los tintes!, opta en la medida de lo posible por los que son libres de amoniaco y parabenos y no uses decoloraciones.

En la ducha

Lava y desenreda el cabello con agua tibia (no muy caliente, para no quemar la piel del cuero cabelludo), y aclara con agua fría para darle más brillo al cabello.

El agua fría, aumenta el flujo de sangre en la cabeza, aumentando el aporte de nutrientes (agua y oxígeno), y beneficiando un pelo más sano.

Cada vez que te laves el pelo hazte un masaje en el cuero cabelludo. ¿Sabes cómo hacerte un buen masaje?

– Utiliza las yemas de los dedos pero de manera suave, nunca como si estuvieras rascando. Masajea haciendo pequeños círculos. La dirección que debes seguir es desde la nuca hasta la frente.

También hay unos cepillos específicos para masajes capilares. Tienen puntas redondeadas y una empuñadura metálica con varillas para dar masajes relajantes.

Hay muchos modelos, yo utilizo este manual.

– No te frotes el pelo con la toalla hace que se abran las puntas.

Yo utilizo dese hace años una toalla especial para quitar la humedad del pelo con forma de turbante, como esta, evitando así el encrespamiento y la caída del pelo.

Esta toalla es muy ligera, eficaz y económica. Además mientras la llevo puesta aprovecho para aplicarme la crema hidratante corporal o maquillarme y aprovecho el tiempo.

Evita el uso de planchas y secadores

En verano aprovecha y sécate el pelo al aire y evita estos aparatos.

En invierno cuando estés en casa, Si no vas a salir, no te arregles el pelo, de este modo descansará.

Secadores profesionales: elige un secador profesional. Los secadores profesionales tienen más potencia y reducen el tiempo de secado. Como este o este.

Cuando lo seques con el secador utiliza el aire frío y si necesitas plancha trata de hacerlo a una temperatura mediana y utilizando protectores térmicos.

No dejes fijo el secador en una zona durante mucho tiempo, esto daña el cabello y favorece la caída del pelo, hay que utilizar el secador moviéndolo alrededor de toda la cabeza.

Aplica mascarillas caseras

Las mascarillas restauran el cabello en unos minutos. Puedes hacértela tú misma con ingredientes naturales como la miel o el huevo, aceites, yogur, aguacates ricos en biotina.

Apuesta por el aceite de oliva y de almendras.

Estos aceites reparan el cabello de una forma excelente. Muchas nos embadurnamos el cabello en aceite de oliva o almendras  y nos lo recogemos en un moño y lo dejamos actuar toda la noche. ¡Pruébalo! A mi me funciona.

Otra forma de utilizarlo es aplicar unas gotas sobre nuestras manos y distribuirlo por el pelo, dejándolo actuar durante unos 15 minutos. Para aumentar sus beneficios, yo me cubro el  pelo con un gorro de ducha.

Me encanta el aceite de oliva, pero confieso que soy fan del aceite de almendras.

Tiene una acción emoliente que consigue penetrar dentro de la fibra capilar, dejando el pelo más suave y con una textura sedosa.

Es muy adecuado para reparar el pelo seco o dañado, tratando también las puntas abiertas. Además, su alto contenido en vitamina B7 o biotina fortalece el cabello

Compra cepillos de calidad

Muy importante que utilicemos cepillos de calidad para no arrancarnos el pelo. Mira este, este o este.

Cepíllalo con suavidad con un cepillo de cerdas naturales. Cuando el cabello está mojado es cuando está más frágil.

Péinate después  del baño empezando por las puntas, es la mejor forma de no agredir tu cabello. Usa un peine de púas anchas y separadas (metálico más higiénico).  

Coletas y gomas de pelo

No te hagas peinados tirantes con demasiada frecuencia y sobre todo no duermas con el cabello atado, lo rompe.

Parece una tontería pero hay que poner especial atención a las gomas de pelo que usamos ya que pueden dañar el pelo.

Desde hace años yo utilizo gomas de tipo espiral, como esta, que no dejan marca y no rompen el cabello. Al principio las tuve de tela pero parece misión imposible hacerse ahora con ellas.

Recuerda que los  hábitos saludables  son uno de los pilares básicos para evitar la caída del pelo y tener un cabello sano y debe integrar una alimentación sanaejercicio físico y control del estrés (a través de una actitud positiva).

También te puede interesar…
2 Consejos para prevenir la osteoporosis

2 Consejos para prevenir la osteoporosis

Se dice que la osteoporosis es “silenciosa” porque no se manifiesta ningún síntoma hasta que la pérdida de hueso es tan significativa que este se fractura.

Hay una relación directa entre la disminución de estrógeno después de la menopausia y el desarrollo de la osteoporosis. En la menopausia, la reabsorción de los huesos (destrucción) va más rápido que la construcción del hueso nuevo.

Tenemos que tener en cuenta que aproximadamente el 85% de nuestra masa ósea es lo que hemos heredado genéticamente de nuestros padres y abuelos y no podemos cambiarlo, pero si podemos actuar sobre el resto de factores que influyen , corregirlos y proteger nuestros huesos, evitando la pérdida de masa ósea.

La buena nutrición y el ejercicio regular son esenciales para mantener los huesos sanos. Por eso te damos estos 2 consejos claves:

Consejo nº1

Comer sano y equilibrado, es un pilar básico para mejorar la calidad de los huesos.

Lo recomendable es incluir en nuestra dieta siempre alimentos que incorporen proteínas, fibra (granos integrales, legumbres, frutas y verduras frescas), sin olvidarnos de las grasas saludables, todo ello de forma equilibrada.

– Come más proteínas ya que ayudan a aumentar la masa muscular, y esta protege el hueso frente a posibles caídas

– Se debe aumentar la toma de Calcio. Esta ingesta se puede realizar con alimentos naturales ricos en calcio (sobre todo lácteos y sus derivados), ciertas verduras (como el brócoli) y frutos secos (como las almendras).

Mira este artículo sobre el Calcio

Las mujeres posmenopáusicas, pueden necesitar consumir de 1200 a 1500 miligramos cada día.

    – De igual manera, la vitamina D es una sustancia fundamental para el hueso.

    Nuestras necesidades diarias las conseguimos principalmente por la formación de la misma en la piel cuando recibe el efecto de la irradiación solar, por eso es tan importante aprovechar cualquier recado para salir a dar paseos a la luz del sol y salir al aire libre cuando se tengan ratos de ocio. (Ver artículo)

    La principal función de la vitamina D es el mantenimiento de las concentraciones óptimas de calcio y fósforo para mantener las funciones metabólicas, la mineralización ósea y la transmisión neuromuscular. 

    Las fuentes alimenticias más comunes son sobre todo los cereales, los productos lácteos, pescado azul, aguacates, frutos secos.

    – Incorpora alimentos que contengan magnesio, previene Osteoporosis y fortalece los huesos. El magnesio ayuda a fijar el calcio correctamente, estimulando la hormona calcitonina que ayuda a la absorción de calcio. El calcio sin magnesio no se absorbe.

    Lo puedes encontrar en alimentos como: legumbres, frutos secos , cereales integrales, plátano, higos, semillas,…Por lo que es un gran aliado en la menopausia.

    – Incorpora alimentos ricos en Boro: presente en frutas, verduras y frutos secos como las nueces.

    – Incorpora alimentos ricos en Zinc (pescado, mariscos, huevos, legumbres) y Flúor (pescados azules, mariscos, aves, cereales integrales). 

      – Incorporar alimentos que incluyen fitoestrógenos (con efectos parecidos a los estrógenos naturales) aliviando así los síntomas del desequilibrio hormonal. Se encuentran en la soja, linaza, ajo, perejil, fresas…

      Una buena alimentación es crucial, pero si crees que tu dieta no cubre las cantidades necesarias puedes recurrir a estos suplementos: Calcio, magnesio, Vitamina D, colágeno.

      – No abuses de la sal, porque favorece la excreción de calcio a través de la orina.

      – No fumar, ni beber alcohol.

      – Evita el exceso de harinas refinadas y azúcar. Si te gustan los dulces mira estas recetas saludables.

      Los fármacos siempre deberán ser tomados bajo supervisión médica.

      Al igual que no todas las mujeres deben tomar suplementos de calcio y vitamina D ya que, solo están recomendados en caso de ingesta insuficiente de calcio (dieta) y/o con déficit de vitamina D.

       

        Consejo nº2

        Practica actividad física

        Al margen de la alimentación, la actividad física es fundamental para prevenir y retrasar la osteoporosis.

        Lo más indicado para conservar la funcionalidad del esqueleto es combinar ejercicios de resistencia y aeróbicos con otros de fuerza y equilibrio.

        Con ello conseguiremos:

        • Aumentar la masa muscular, reduciendo el riesgo de caidas.

        • Disminuir la pérdida de densidad ósea.

        • Mejorar la marcha y el equilibrio.

        Por ejemplo, caminar, subir escaleras y especialmente ejercicios de fuerza , aumentan la densidad ósea.

        Los ejercicios como la natación (en los que no se soporta el propio peso corporal), no aumentan la densidad ósea pero sí fortalecen mucho la musculatura reduciendo así el riesgo de caídas.

        Aquí puedes ver un artículo muy interesante sobre el ejercicio y aquí sobre una rutina fácil de ejercicios.

        También te puede interesar…

        ¿La menopausia engorda? La pregunta del millón

        ¿La menopausia engorda? La pregunta del millón

        Aumento de peso en la menopausia ¿mito o realidad?

        Muchas mujeres aumentamos de peso cuando entramos en la menopausia.

        ¡Claro, que esto no es de un día para otro!. Yo noté que poco a poco mi peso iba aumentando, me iba saliendo más tripita e iba perdiendo el contorno de la cintura. Aparentemente comía lo mismo, hacia el mismo ejercicio…..o eso pensaba yo.

        Este aumento de peso a veces se atribuye a la menopausia o al tratamiento de los síntomas asociados, incluida la terapia hormonal.

        Sin embargo, no hay evidencia científica de que la menopausia o la terapia hormonal sea responsable del aumento de peso.

        Las causas de este problema son múltiples, y se relacionan claramente con:

        • los cambios hormonales
        • la edad
        • el estilo de vida
        • y los factores genéticos.

        Causas relacionadas con el cambio hormonal:

         

        Distribución de grasa

        Aunque la menopausia puede no estar directamente asociada con el aumento de peso, sí que lo está con cambios en la composición corporal y la distribución de la grasa.

        ¿Has notado que has tenido que aumentar tu talla de pantalón o falda solo especialmente por la cintura?

        El estrógeno juega un papel importante en la distribución de la grasa de las mujeres con la edad.

        A medida que los niveles de estrógeno disminuyen, la grasa corporal se redistribuye desde las caderas y los muslos hasta el abdomen.

        Esto hace que muchas mujeres pasen de un cuerpo en forma de pera (caderas y muslos anchos) a un cuerpo en forma de manzana (cintura y vientre anchos).

        La hormona de crecimiento también ejerce un papel importante sobre la cantidad y distribución del tejido adiposo. Su reducción con la edad puede contribuir a agravar los cambios que suceden en mujeres que transitan la menopausia.

        Cambios en el apetito

        ¿Has oído alguna vez eso de “juntarse el hambre con las ganas de comer”?…pues yo creo que se refería a la menopausia , ahahahahahah!!!…te explico por qué.

        ¿Parece que siempre tienes hambre? ¿Te cuesta mucho saciarte, o tienes ansiedad por comer?

        El estrógeno vuelve a jugar un papel importante sobre las hormonas que controlan el apetito: grelina y leptina

        La grelina 

        La grelina : aumenta el apetito.

        Esta sustancia se genera, sobre todo, en células del estómago y del páncreas, y es la encargada de generarnos esa sensación de hambre que nos avisa de la necesidad de alimentarnos.

        Las mujeres menopáusicas tienen unos niveles más altos de grelina, por lo tanto, un mayor apetito.

        La leptina

        La leptina : activa la sensación de saciedad

         Su función principal es la de suprimir el apetito, comunicando a nuestro cerebro que ya estamos totalmente saciados, disminuyendo nuestro apetito y acelerando nuestro metabolismo para quemar calorías.

        Durante la menopausia su concentración disminuye, por lo tanto, tenemos sensación constante de hambre.

        Progesterona

        Los niveles de progesterona también se ven mermados en la menopausia, algo que también afecta a la retención de líquidos y al aumento de peso.

        Causas relacionadas con la edad

         

        El gasto energético disminuye casi linealmente con la edad, esto se explica por la reducción de nuestra actividad metabólica.

        La masa muscular normalmente disminuye con la edad, mientras que la grasa aumenta.

        La pérdida de masa muscular disminuye la velocidad a la cual tu cuerpo utiliza las calorías (metabolismo más lento). Esto puede hacer que sea más difícil mantener un peso saludable.

        Si continuamos comiendo como siempre lo hemos hecho y no aumentamos la actividad física, es probable que aumentemos de peso….tampoco le vamos a echar la culpa solo a nuestras amigas leptina y grelina, aunque lo pongan difícil.

        Causas relacionadas con factores genéticos

         

        Los factores genéticos también podrían influir en el aumento de peso durante la menopausia.

        Si tus padres o familiares cercanos tienen exceso de peso concentrado alrededor del abdomen, es probable que a ti te pase lo mismo.

        No tires la toalla y centrémonos en actuar sobre el resto de causas que si podemos cambiar.

        Causas relacionadas con el estilo de vida

         

        Otros factores, como la falta de ejercicio, la alimentación poco saludable y la falta de sueño, podrían contribuir al aumento de peso en la menopausia. Cuando una persona no duerme lo suficiente, tiende a comer más y a consumir más calorías.

        Estrés: el cortisol es conocido como la hormona del estrés y se produce en nuestro cuerpo a modo de mecanismo de defensa para ayudarlo a reaccionar en momentos de tensión física o emocional.

        Cuando sucede, se bloquean las funciones de esta hormona haciendo que se segregue en exceso.

         La HSD (enzima encargada de realizar la síntesis del cortisol), se localiza principalmente en el tejido adiposo visceral, seguido por el resto del torso y, en último lugar, por la parte inferior del cuerpo.

        Esto significa que el cortisol provocaría el almacenamiento de grasa principalmente en el abdomen.

        Consejos para evitar el aumento de peso en la menopausia

        ALIMENTACIÓN:

        -Comer alimentos ricos en fibra. Tardamos más tiempo en digerirlos, por lo que nos hará sentir saciadas durante más tiempo.

        Los alimentos ricos en fibra incluyen frutas, verduras y granos enteros, particularmente aquellos que son menos procesados y contienen más fibra. Mira estas recetas que te dejo aquí.

        Alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, que ayudan a las células a metabolizar mejor los alimentos. Mira estas 5 recetas fáciles y deliciosas.

        -Controlar el tamaño de las porciones. Si tienes entre 50 y 60 años de edad, es posible que necesites alrededor de 200 calorías menos por día de lo que necesitabas cuando tenías 30 o 40.

        -No exceder los carbohidratos: debido a que el incremento de insulina, que es la que estimula la producción de la leptina en las células grasas, también genera una inflamación metabólica. Por lo tanto si se excede de carbohidratos la leptina aumentará.

        -Controla tu deseo de dulces, bebidas endulzadas con azúcar, como refrescos, jugos, bebidas energéticas, aguas saborizadas y café y té endulzados.

        -Limita el consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas añaden un exceso de calorías a la dieta y aumentan el riesgo de subir de peso.

        REDUCIR EL ESTRES: practica yoga o meditación, escucha música o sal con tus amigas y desconecta un rato.

        DORMIR: el insomnio, la falta de sueño y otras cosas relacionadas con un factor que puede alterar los niveles de leptina, lo que conduce a una posible resistencia de la misma.

        ACTIVATE. La actividad física, incluido el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza, puede ayudarte a eliminar el exceso de peso y a mantener un peso saludable.

        Aquí te dejo 5 ejercicios beneficiosos para realizar y aquí unos fáciles ejercicios de entrenamiento de fuerza, para empezar por algún sitio, que puedes hacer en 7 minutos, mira este post.

        A medida que gana músculo, el cuerpo quema calorías de manera más eficiente, lo que facilita el control del peso.

        Suplementos que pueden ayudar a la resistencia de leptina

        • Taurina, esto puede ayudar a la resistencia de la leptina debido a que reduce el estrés del retículo endoplasmatico, quiere decir que ayuda a la prevención de muchos desordenes metabólicos.
        • Ácidos grasos, esto ayuda a la reducción de la inflamación.
        • Calcio dietario, ayuda a superar la resistencia a la leptina. Las grasas poseen más calcitriol (vitamina D), por lo que al consumir el calcio ayudará al descenso de la quema de grasa.

        ¿Si no controlamos nuestro peso corporal durante la menopausia que puede ocurrir?

        Los estudios han comprobado que las mujeres con sobrepeso durante la menopausia son más propensas a padecer ciertos tipos de enfermedades:

        Síntomas de la menopausia

         

        Se potencian algunos síntomas como la sequedad vaginal y la dificultad para orinar, en las mujeres con sobrepeso en la menopausia.

        Enfermedades cardiovasculares

        La menopausia por sí sola es un factor de riesgo de esta enfermedad, pero se ve aumentada en función de la edad de aparición de la menopausia y de la coexistencia con otros factores como los hábitos tóxicos (fumadoras) y el estado físico de la persona.

        Enfermedades endocrinas

        Esto se debe al aumento de grasa visceral, lo que hace que aumente la resistencia a la insulina aumentando la intolerancia a los hidratos de carbono, y pudiendo desencadenar diabetes tipo II.

        También encontramos dislipemia con aumento de los niveles de colesterol, triglicéridos y la disminución del colesterol HDL.

        Patología mamaria

        El aumento de peso aumenta el riesgo de cáncer de mama durante la menopausia.

         

        También te puede interesar…
        ¿Qué es una densitometría?

        ¿Qué es una densitometría?

        ¿Has oído hablar de la densitometría ósea?

        Es una técnica especializada de rayos-X, que se utiliza para medir la densidad mineral del hueso, o lo que es lo mismo, su contenido en calcio.

        ¿Qué detecta la densitometría ósea?

        Se utiliza para diagnosticar la osteoporosis y con ella se puede determinar el riesgo de sufrir fracturas de hueso.

        ¿Cómo se hace el examen de densitometría ósea?

        Se realiza a través de tecnología de rayos X, consiguiendo así un diagnóstico médico de manera no invasiva.  

        densitometría

        ¿Es molesta esta prueba?

        Esta prueba no causa ningún dolor, es similar a la aplicación normal de rayos X. 

        La realización de la técnica es rápida y no supone ninguna molestia para nosotras salvo la necesidad de permanecer quieta mientras te la hacen.

        Además no hace falta ir en ayuno a la clínica.

        Esta prueba suele durar muy poco tiempo, unos 15-20 minutos aproximadamente.

        Siempre es mejor acudir al centro para realizar esta prueba con ropa cómoda, ya que allí nos darán una bata para evitar la presencia de objetos metálicos, hebillas o cinturones que puedan interferir en la medición. Las joyas también molestan y se deben quitar.

        ¿Quién se debe realizar esta prueba? 

        Se aconseja realizar a partir de los 55 o los 60 años. Antes no es necesario, a no ser que se sumen otros factores de riesgo:

        ✅En caso de menopausia precoz. Una mujer que se le retira la regla alrededor de los 40 años es una candidata a sufrir osteoporosis y debe someterse a densitometrías  regularmente

        ✅Si la mujer tiene antecedentes de osteoporosis en la familia y además es fumadora.

        ✅otros

        Lo mejor es que lo consultes con tu especialista, quien valorará si debes hacerte esta prueba.

         

        También te puede interesar…

        2 Consejos para salvar tu vagina

        2 Consejos para salvar tu vagina

        Protege tu vagina ¡YA! ¿a qué esperas?

        Casi todas las mujeres van a experimentar el malestar causado por la sequedad vaginal en algún momento de su vida.

        Sin embargo, es especialmente frecuente durante la menopausia y a menudo se debe a la disminución de los niveles de estrógeno

        Si has marcado uno como mínimo….HÁZTELO MIRAR!!!

        O eres de las que:

        • les da vergüenza hablar con su pareja, amigas, médico… sobre este tema.
        • piensan que tus cosas de vagina no le importan a nadie.
        • lo concibes como algo normal de la menopausia y te aguantas.
        • lo tienes asumido y crees que lo mejor es huir de las relaciones sexuales.
        • simplemente tienes tantas cosas en la cabeza que ni te paraste a pensarlo.
        • piensas que es una irritación menor, sin importancia.

        La sequedad vaginal es uno de los síntomas más comunes de la menopausia, y afecta del 40 al 60% de las mujeres en esta etapa de transición, pero muchas mujeres podrían estar sufriéndola en silencio.

        Es algo que se puede tratar fácilmente y no debes tener miedo de pedir ayuda.

        %

        Mujeres afectadas con sequedad vaginal en esta etapa de transición

        Terminemos con los tabúes y que la vergüenza no nos impida hablar con el médico, vale la pena consultarle acerca de cualquier inquietud que tengamos.

        La sequedad vaginal es un problema común que afecta a muchas mujeres, en diferentes etapas de la vida

        Conocer los síntomas, las causas, y el tratamiento de la sequedad vaginal te ayudará a comprender esta afección tan común y a dar los primeros pasos para recuperar tu calidad de vida.

        ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la sequedad vaginal?

        • Ardor al orinar
        • Sangrado leve después de la relación sexual.
        • Dispareunia o dolor en las relaciones sexuales.
        • Flujo vaginal escaso o ausente.
        • Picor en la vagina y vulva.

        La sequedad vaginal puede:

        • Producir úlceras o fisuras en las paredes de la vagina y genitales externos.
        • Mayor propensión  a sufrir infecciones vaginales por bacterias u hongos.
        • Dolor en las relaciones sexuales, lo que afectará a sus relaciones de pareja.

        ¿Cuáles son las causas de la sequedad vaginal?

        Puede producirse bajo diferentes circunstancias, como pueden ser:

        • Insuficiencia en la cantidad de estrógenos. Es la causa más habitual.

        Menopausia: Con la menopausia disminuyen los niveles de estrógenos, motivo por el cual un alto porcentaje de mujeres manifiestan una pérdida de la humedad vaginal.

        ¿Pero qué es la humedad vaginal?

        Las glándulas en el cuello del útero producen la lubricación natural , y son las que permiten mantener la vagina flexible y húmeda.

        El flujo vaginal es ligeramente ácido y esto ayuda a mantener el área saludable, previniendo infecciones.

        El estrógeno ayuda a que el revestimiento de la vagina permanezca húmedo y espeso.

        Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, las paredes de la vagina y la vulva se vuelven más delgada y menos elástica, es decir más seca y frágil.

        – Parto y lactancia: Algunas mujeres sufren este problema inmediatamente después del parto o en la lactancia ya que tienen menos niveles de estrógenos

        – Tratamiento para el cáncer con radiación o quimioterapia

        – Extirpación quirúrgica de los ovarios

        – Medicamentos antiestrógenos utilizados para tratar la endometriosis y los fibromas uterinos.

        Otras causas de sequedad vaginal incluyen:

        • Vaginitis. inflamación de los tejidos vaginales , siendo uno de sus síntomas la sequedad.
        • Diabetes. Puede producir reducción de las secreciones vaginales.
        • Estrés. Aumenta la liberación de cortisol en la sangre, repercutiendo en el flujo vaginal ya que produce, a su vez, un desequilibrio a las otras hormonas.
        • Tabaco, alcohol.  Provoca interferencias en las funciones estrogénicas disminuyendo la lubricación vaginal.
        • Determinados medicamentos hormonales. Como los anticonceptivos o los fármacos utilizados para el cáncer de mama, de ovario o de útero, antidepresivos y antihistamínicos (tratamiento de las alergias).
        • Síndrome de Sjögren (trastorno autoinmune que ataca las células del cuerpo que producen humedad)

        ¿Cómo proteger nuestro cuerpo ante la sequedad vaginal?

        Pues bien, saber primero que SI tenemos la posibilidad de solucionar este problema.

        Para ello lo primero de todo es perder el pudor de comentarlo ante el médico y segundo no darlo por perdido considerándolo una condición más de la edad que no tiene solución.

        Consejo 1: hidratación:

        Asegúrate de aumentar la ingesta de agua (por líquidos y alimentación) para mantener al cuerpo muy hidratado. Y ten muy en cuenta y evita los productos que pueden aumentar tu sequedad e irritación vaginal.

        Hidratación vaginal

        La sequedad se suele tratar con un hidratante vaginal. Es un gel ( recomendable que sea con base acuosa, soluble y ligeramente ácido para no afectar el pH natural del medio), que se introduce en la cavidad vaginal con un aplicador para lograr humedecer la zona y que desaparezcan las molestias.

        Hay geles que son de última generación y no hormonales que penetran la mucosa vaginal y corrigen la sequedad.

        Los hay hasta con ácido hialurónico (que aportan hidratación inmediata)

        En mi caso mi ginecóloga me recomendó este (no hormonal y con ácido hialurónico, en monodosis) y me lo pongo dos veces a la semana, notando mejoría rápidamente…creo que a partir de ahora será mi compañero de viaje.

        Lubricación vaginal.

        Para cuando se tienen relaciones sexuales, una buena solución para  que mejoren las sensaciones, es utilizar un lubricante.

        Funcionan de forma similar a la lubricación natural. Se debe aplicar en el área alrededor de los labios de la vulva y la vagina justo antes de que tenga lugar el coito.

        Es preferible que tenga base acuosa para ayudar a la hidratación y para que sea compatible con el uso de preservativos.

        En mi caso es este el que me recomendó mi ginecóloga y que utilizo con muy buen resultado

        Existen otros productos naturales que funcionan también como lubricantes para la sequedad vaginal, por ejemplo el aceite de coco, aceite de vitamina E, o las cremas a base de soja.

        Por otro lado los vibradores femeninos cumplen varias funciones, entre ellos estimulan las funciones sexuales mejorando tejidos y funciones de lubricación.

        Mira la comparativa de los mejores succionadores de clítoris del año AQUÍ

        Si aún así la sequedad vaginal no remite o si los síntomas son intensos, el ginecólog@ nos puede recomendar otros tratamientos como, por ejemplo, una terapia hormonal de uso tópico con óvulos, anillo vaginal o cremas vaginales.

        Funcionan al restaurar y engrosar las membranas mucosas de la vagina (mucosa vaginal) y al aumentar las secreciones vaginales.

         A diferencia de las formas convencionales de TRH, los efectos son locales, por lo tanto, los riesgos son reducidos

        Consejo 2 y casi el más importante: debes tener siempre en cuenta para aliviar la sequedad vaginal  es llevar  hábitos saludables  que son uno de los pilares básicos para alcanzar una vida sana y que debe integrar una alimentación sanaejercicio físico y control del estrés .

        También te puede interesar…

        ¿Deficiencia de vitamina D?. Consejos para aumentarla

        ¿Deficiencia de vitamina D?. Consejos para aumentarla

        La vitamina D3 (colecalciferol) se forma a partir de su precursor en la piel por irradiación ultravioleta (90%). La vitamina D3 también puede ser aportada por la dieta (10%), la cual supone una importante fuente de aporte sólo en el caso de una insuficiente exposición al sol. El pescado azul contiene de forma natural grandes cantidades de vitamina D3.

        La vitamina D tiene un amplio papel en la salud. No sólo en la regulación del calcio y el metabolismo óseo, sino también en lo referente al sistema cardiovascular, la inmunomodulación innata o adquirida, la regulación del crecimiento celular, etc.

        Por encima de los 45-50 años va dejando de sintetizarse la vitamina D con la edad.

        Estatus insuficiente de vitamina D en el mundo

        En la actualidad, los niveles insuficientes o incluso franca deficiencia de vitamina D constituye una «epidemia» en todo el mundo que afecta a más de la mitad de la población, descrita en niños, jóvenes, adultos, mujeres postmenopáusicas y ancianos; sobre todo si tienen fracturas osteoporóticas, donde la prevalencia de vitamina D llega al 100%.

        ¿Insuficiencia de vitamina D en lugares soleados?…no me lo puedo creer!!

        Los estudios de algunos países en América Latina y Caribe abordaron el estado de la vitamina D en muestras pequeñas de poblaciones, indicando que la prevalencia de personas con niveles insuficientes de vitamina D en esta región fluctúa entre 40,2% y 96,8% con edades promedio entre 58 y 79 años.

        El peor nivel de vitamina D en el mundo lo tienen en Oriente Medio donde por razones culturales o religiosas las personas salen cubiertas a la calle.

        Pese a una teórica facilidad climatológica para la síntesis de vitamina D en algunos países como España, los niveles son semejantes, o incluso inferiores, a los descritos para Europa central o Escandinavia.

        Esta aparente «paradoja» que España comparte con otros países de la cuenca del Mediterráneo se ha tratado de explicar, de modo especulativo, por el escaso aporte dietético de vitamina D que no puede ser compensado por la síntesis cutánea.

        La mayor parte de España está por encima del paralelo 35ºN, donde la posibilidad de sintetizar vitamina D es escasa en invierno y primavera, y porque la mayoría de los españoles tienen una piel más oscura que dificulta la síntesis de vitamina D.

        Observamos que en España como en el resto del mundo la insuficiencia de vitamina D o incluso franca deficiencia se encuentra ya en niños o en jóvenes, y persiste en adultos, en mujeres postmenopáusicas (osteoporóticas o no) y en ancianos.

        Aunque esta elevada prevalencia de niveles bajos de vitamina D ocurre por una inadecuada exposición al sol, en algunos españoles se han descrito niveles más bajos en los meses de verano, debido a las elevadas temperaturas que ocurren en ciudades del sur de España durante esta época, donde frecuentemente se sitúan entre los 30 y 40oC.

        Las personas evitan estar al sol y prefieren estar en el interior de las casas donde la temperatura es más confortable.

        Además, están muy advertidos del riesgo de cáncer de piel por la exposición directa al sol, pero en otoño o durante los meses de invierno se benefician de una temperatura más favorable (20-25oC) que les permite tomar el sol con ropas ligeras y, por tanto, sintetizar vitamina D .

        La elevada prevalencia de insuficiencia en vitamina D se da independientemente de la zona geográfica y del punto de corte establecido por los distintos autores, en mujeres postmenopáusicas españolas y en ancianos españoles .

        Por tanto, la deficiencia de vitamina D en España no es un mito, sino una realidad, de importante repercusión sobre la salud ósea y probablemente sobre la salud del organismo en su conjunto.

        ¿Cómo aumentar la vitamina D ?

        – Incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina D: arenque, ostras, sardinas, anchoas, atún, salmón, dorada, pez espada, congrio, bacalao, los pescados azules en general tienen alto contenido en vitamina D.

        El aceite de hígado de bacalao es el paradigma pero posiblemente sea incomible. La mantequilla (3 veces mas que la margarina), las legumbres, las semillas, los frutos secos, los lácteos.

        – Si te encuentras en déficit de vitamina D y piensas que tu dieta no es suficiente también puedes tomar algún complemento de Vitamina D como este o este , que te ayude a controlarlo.

        – Es importante garantizar una exposición solar diaria en manos, cara y brazos al menos durante 10 a 15 minutos al día, todos los días (excepto personas ancianas o con osteoporosis que deberían estar 30 minutos). Los rayos solares de mayor efecto en nuestro país son los de mayo a octubre. En invierno la exposición debería ser más alta.

        Las recomendaciones sobre exposición solar deben valorar el potencial riesgo de lesiones dermatológicas y fotoenvejecimiento, teniendo en cuenta que la utilización de protectores solares puede reducir la efectividad de la exposición para la síntesis de vitamina D.

        Fuente de recurso: https://dx.doi.org/10.4321/S1889-836X2014000500002

        Recuerda que los  hábitos saludables  son uno de los pilares básicos para alcanzar una vida sana y que debe integrar una alimentación sanaejercicio físico y control del estrés (a través de una actitud positiva).

        También te puede interesar…