Los desequilibrios hormonales durante la menopausia también afectan a nuestro cabello.

¿Has notado que se te cae el pelo más de lo normal y ahora tiene menos brillo, está más seco y encrespado?, entonces esto te interesa.

 El crecimiento del pelo también está regulado por la acción de los estrógenos¡madre mía!, ¿es que hay algo que no controlen los estrógenos?

Los estrógenos favorecen el crecimiento del cabello y protegen al folículo piloso compensando la acción de los andrógenos, las hormonas masculinas.

Durante la menopausia, como ya sabemos la producción de estrógenos decrece brutalmente y una de las consecuencias es que los cabellos se hacen más delgados, más secos, cae el pelo, tardan más en crecer y son más débiles.

Además al reducirse los estrógenos se produce una descompensación con los niveles de testosterona y el predominio de la testosterona puede aumentar el riesgo de alopecia androgénica.

  • Alopecia en mujeres menores de 40 años 15% 15%
  • Alopecia en mujeres que transitan la menopausia 40% 40%

El ciclo del pelo se reduce y se vuelve más lento, su fase de crecimiento se hace más corta, por lo que el pelo cada vez es más delgado y corto, dando lugar a un cierto grado de alopecia.

Afortunadamente, esta alopecia no provoca la caída total de cabello sino que lo que se pierde es densidad y aparecen zonas clareadas, por la degradación de los folículos pilosos, principalmente en la parte superior de la cabeza.

Debido a este desequilibrio estrógenos-andrógenos, puede aparecer pelo nuevo en la zona de la barba y bigote (…esto no me gusta nada).

El vello axilar y pubiano disminuye pudiendo llegar a menos del 50% de la densidad total (mira, aquí nos ahorramos la depilación 😜)

A tener en cuenta

Si además, desde jóvenes hemos utilizado tintes, secadores, planchas y todo tipo de cremas, y le añadimos el daño provocado por el sol, la contaminación, el tabaco, etc, el resultado es que hoy nuestro pelo está más empobrecido y envejecido, le falta brillo, es más sensible y tiene problemas de caída.

¿Cuáles son las señales de la alopecia o caída del cabello?

  • Pérdida del grosor del cabello.
  • Aumento de la caída capilar.
  • Cabello más seco y quebradizo.
  • Falta de brillo.
  • Cambio en la textura.

Trucos para reducir los efectos de la menopausia sobre la caída del cabello

COMER SANO Y EQUILIBRADO

Vigilar nuestra alimentación e incluir en nuestra dieta alimentos nutritivos que incorporen proteínas, fibra (granos integrales, legumbres, frutas y verduras frescas), carbohidratos complejos, sin olvidarnos de las grasas saludables.

Los alimentos no tienen propiedades mágicas, lo que sí es cierto es que hay determinados nutrientes que juegan un papel muy importante en la salud del folículo piloso y que eso va a tener un efecto beneficioso sobre nuestro pelo.

– Incorporar alimentos ricos en fitoestrógenos (con efectos similares a los estrógenos naturales) aliviando así los síntomas del cambio hormonal. Se encuentran en la soja, linaza, ajo, perejil, fresas… .

Incorporar a conciencia:

VITAMINAS GRUPO B

– Tomar alimentos ricos en  vitamina del grupo B, presente en el yogur, el melón, los cítricos, el polen o las legumbres, levadura de cerveza y el germen de trigo, estimulan el crecimiento.

Biotina (vitamina B7)

– Incluye alimentos ricos en biotina, se la denomina la “vitamina del crecimiento del cabello”, presente en: pescado, leche, plátano, nueces, yema de huevo, pollo, lechuga, tomate, aguacate y zanahorias. Existen también suplementos de Biotina para reforzar la producción de queratina y vello.

Gran parte de la biotina proviene de la microbiota o flora intestinal, si nuestra alimentación no es saludable, tendremos una microbiota pobre y la producción de biotina se reducirá, pudiendo provocar dermatitis y alopecia, así como uñas quebradizas entre otros problemas.

Me la recomendaron en este suplemento de Vitamina B7, Selenio, Zinc y noto que mi pelo está recuperando su vida…la verdad es que me estaba agobiando muchísimo.

HIERRO

– Tomar alimentos ricos en hierro, tiene un papel muy importante a la hora de prevenir la caída del pelo. Presente en el rábano, nuez, avellanas, espinacas, remolachas, brócoli, carnes diversas, y frutos rojos.

ZINC

– incluye alimentos ricos en Zinc, mineral esencial para mantener el cabello en buen estado, puesto que interviene en la formación del ADN. Presente en alimentos como las berenjenas, el apio o los espárragos, entre otros. (suplemento de Vitamina B7, Selenio, Zinc)

ACIDOS GRASOS OMEGA3

– Incluyamos los oméga 3. Estos ácidos grasos, contenidos en el atún, el salmón, la caballa, bacalao, en algas como el  wakame, las semillas de lino y las nueces, contribuyen a la hidratación del pelo y a la aceleración del crecimiento capilar. Si no llegas con tu alimentación puedes tomar suplementos (este es vegano)

Aquí te dejo 5 recetas fáciles y rápidas y ricas en Omega 3.

Además de Calcio, vitaminas A (antioxidante), C (sintetiza el colágeno) y E (combate los radicales libres). Estas vitaminas están presentes en frutas, frutos secos y verduras, entre otros alimentos.

HIERBAS MEDICINALES

– Para que vuelva a crecer fuerte. Ciertas hierbas medicinales nutren el cabello y/o estimulan la circulación sanguínea y la actividad del cuero cabelludo. Entre ellas, el Aloe Vera, el ginseng, la lavanda y el romero.

TRATAMIENTO HORMONAL SUSTITUTIVO

-El tratamiento hormonal sustitutivo puede mejorar algunas de las propiedades mecánicas de la piel y puede ralentizar el proceso de envejecimiento y la caída del pelo. Siempre hay que consultar con tu médico para que valore tu situación.

7 Consejos para cuidar tu pelo en la menopausia

Practica ejercicio de forma regular

 El ejercicio ayuda a oxigenar el cuerpo, mejora nuestra circulación sanguínea y activa los folículos capilares favoreciendo el crecimiento del cabello.

El ejercicio físico también tiene un efecto en la estética porque “estimula la producción de colágeno», que se notará en la piel y en las articulaciones.

Utiliza productos de calidad para tu pelo

Productos específicos. Debemos prestar atención al acondicionador, mascarilla o champú que compramos. Utiliza el más adecuado a tu cabello: antioxidante, mascarillas hidratantes-nutritivas, etc.

Y cuidado, algunos champús pueden contener alcohol y son agresivos para el cuero cabelludo, forzando la caída del pelo. Evítalos.

Además usa tratamientos de colágeno o keratina, como este o este. Devuelven la resistencia y el volumen al cabello.

¡Ojo con los tintes!, opta en la medida de lo posible por los que son libres de amoniaco y parabenos y no uses decoloraciones.

En la ducha

Lava y desenreda el cabello con agua tibia (no muy caliente, para no quemar la piel del cuero cabelludo), y aclara con agua fría para darle más brillo al cabello.

El agua fría, aumenta el flujo de sangre en la cabeza, aumentando el aporte de nutrientes (agua y oxígeno), y beneficiando un pelo más sano.

Cada vez que te laves el pelo hazte un masaje en el cuero cabelludo. ¿Sabes cómo hacerte un buen masaje?

– Utiliza las yemas de los dedos pero de manera suave, nunca como si estuvieras rascando. Masajea haciendo pequeños círculos. La dirección que debes seguir es desde la nuca hasta la frente.

También hay unos cepillos específicos para masajes capilares. Tienen puntas redondeadas y una empuñadura metálica con varillas para dar masajes relajantes.

Hay muchos modelos, yo utilizo este manual.

– No te frotes el pelo con la toalla hace que se abran las puntas.

Yo utilizo dese hace años una toalla especial para quitar la humedad del pelo con forma de turbante, como esta, evitando así el encrespamiento y la caída del pelo.

Esta toalla es muy ligera, eficaz y económica. Además mientras la llevo puesta aprovecho para aplicarme la crema hidratante corporal o maquillarme y aprovecho el tiempo.

Evita el uso de planchas y secadores

En verano aprovecha y sécate el pelo al aire y evita estos aparatos.

En invierno cuando estés en casa, Si no vas a salir, no te arregles el pelo, de este modo descansará.

Secadores profesionales: elige un secador profesional. Los secadores profesionales tienen más potencia y reducen el tiempo de secado. Como este o este.

Cuando lo seques con el secador utiliza el aire frío y si necesitas plancha trata de hacerlo a una temperatura mediana y utilizando protectores térmicos.

No dejes fijo el secador en una zona durante mucho tiempo, esto daña el cabello y favorece la caída del pelo, hay que utilizar el secador moviéndolo alrededor de toda la cabeza.

Aplica mascarillas caseras

Las mascarillas restauran el cabello en unos minutos. Puedes hacértela tú misma con ingredientes naturales como la miel o el huevo, aceites, yogur, aguacates ricos en biotina.

Apuesta por el aceite de oliva y de almendras.

Estos aceites reparan el cabello de una forma excelente. Muchas nos embadurnamos el cabello en aceite de oliva o almendras  y nos lo recogemos en un moño y lo dejamos actuar toda la noche. ¡Pruébalo! A mi me funciona.

Otra forma de utilizarlo es aplicar unas gotas sobre nuestras manos y distribuirlo por el pelo, dejándolo actuar durante unos 15 minutos. Para aumentar sus beneficios, yo me cubro el  pelo con un gorro de ducha.

Me encanta el aceite de oliva, pero confieso que soy fan del aceite de almendras.

Tiene una acción emoliente que consigue penetrar dentro de la fibra capilar, dejando el pelo más suave y con una textura sedosa.

Es muy adecuado para reparar el pelo seco o dañado, tratando también las puntas abiertas. Además, su alto contenido en vitamina B7 o biotina fortalece el cabello

Compra cepillos de calidad

Muy importante que utilicemos cepillos de calidad para no arrancarnos el pelo. Mira este, este o este.

Cepíllalo con suavidad con un cepillo de cerdas naturales. Cuando el cabello está mojado es cuando está más frágil.

Péinate después  del baño empezando por las puntas, es la mejor forma de no agredir tu cabello. Usa un peine de púas anchas y separadas (metálico más higiénico).  

Coletas y gomas de pelo

No te hagas peinados tirantes con demasiada frecuencia y sobre todo no duermas con el cabello atado, lo rompe.

Parece una tontería pero hay que poner especial atención a las gomas de pelo que usamos ya que pueden dañar el pelo.

Desde hace años yo utilizo gomas de tipo espiral, como esta, que no dejan marca y no rompen el cabello. Al principio las tuve de tela pero parece misión imposible hacerse ahora con ellas.

Recuerda que los  hábitos saludables  son uno de los pilares básicos para evitar la caída del pelo y tener un cabello sano y debe integrar una alimentación sanaejercicio físico y control del estrés (a través de una actitud positiva).

También te puede interesar…