Protege tu vagina ¡YA! ¿a qué esperas?

Casi todas las mujeres van a experimentar el malestar causado por la sequedad vaginal en algún momento de su vida.

Sin embargo, es especialmente frecuente durante la menopausia y a menudo se debe a la disminución de los niveles de estrógeno

Si has marcado uno como mínimo….HÁZTELO MIRAR!!!

O eres de las que:

  • les da vergüenza hablar con su pareja, amigas, médico… sobre este tema.
  • piensan que tus cosas de vagina no le importan a nadie.
  • lo concibes como algo normal de la menopausia y te aguantas.
  • lo tienes asumido y crees que lo mejor es huir de las relaciones sexuales.
  • simplemente tienes tantas cosas en la cabeza que ni te paraste a pensarlo.
  • piensas que es una irritación menor, sin importancia.

La sequedad vaginal es uno de los síntomas más comunes de la menopausia, y afecta del 40 al 60% de las mujeres en esta etapa de transición, pero muchas mujeres podrían estar sufriéndola en silencio.

Es algo que se puede tratar fácilmente y no debes tener miedo de pedir ayuda.

%

Mujeres afectadas con sequedad vaginal en esta etapa de transición

Terminemos con los tabúes y que la vergüenza no nos impida hablar con el médico, vale la pena consultarle acerca de cualquier inquietud que tengamos.

La sequedad vaginal es un problema común que afecta a muchas mujeres, en diferentes etapas de la vida

Conocer los síntomas, las causas, y el tratamiento de la sequedad vaginal te ayudará a comprender esta afección tan común y a dar los primeros pasos para recuperar tu calidad de vida.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la sequedad vaginal?

  • Ardor al orinar
  • Sangrado leve después de la relación sexual.
  • Dispareunia o dolor en las relaciones sexuales.
  • Flujo vaginal escaso o ausente.
  • Picor en la vagina y vulva.

La sequedad vaginal puede:

  • Producir úlceras o fisuras en las paredes de la vagina y genitales externos.
  • Mayor propensión  a sufrir infecciones vaginales por bacterias u hongos.
  • Dolor en las relaciones sexuales, lo que afectará a sus relaciones de pareja.

¿Cuáles son las causas de la sequedad vaginal?

Puede producirse bajo diferentes circunstancias, como pueden ser:

  • Insuficiencia en la cantidad de estrógenos. Es la causa más habitual.

Menopausia: Con la menopausia disminuyen los niveles de estrógenos, motivo por el cual un alto porcentaje de mujeres manifiestan una pérdida de la humedad vaginal.

¿Pero qué es la humedad vaginal?

Las glándulas en el cuello del útero producen la lubricación natural , y son las que permiten mantener la vagina flexible y húmeda.

El flujo vaginal es ligeramente ácido y esto ayuda a mantener el área saludable, previniendo infecciones.

El estrógeno ayuda a que el revestimiento de la vagina permanezca húmedo y espeso.

Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, las paredes de la vagina y la vulva se vuelven más delgada y menos elástica, es decir más seca y frágil.

– Parto y lactancia: Algunas mujeres sufren este problema inmediatamente después del parto o en la lactancia ya que tienen menos niveles de estrógenos

– Tratamiento para el cáncer con radiación o quimioterapia

– Extirpación quirúrgica de los ovarios

– Medicamentos antiestrógenos utilizados para tratar la endometriosis y los fibromas uterinos.

Otras causas de sequedad vaginal incluyen:

  • Vaginitis. inflamación de los tejidos vaginales , siendo uno de sus síntomas la sequedad.
  • Diabetes. Puede producir reducción de las secreciones vaginales.
  • Estrés. Aumenta la liberación de cortisol en la sangre, repercutiendo en el flujo vaginal ya que produce, a su vez, un desequilibrio a las otras hormonas.
  • Tabaco, alcohol.  Provoca interferencias en las funciones estrogénicas disminuyendo la lubricación vaginal.
  • Determinados medicamentos hormonales. Como los anticonceptivos o los fármacos utilizados para el cáncer de mama, de ovario o de útero, antidepresivos y antihistamínicos (tratamiento de las alergias).
  • Síndrome de Sjögren (trastorno autoinmune que ataca las células del cuerpo que producen humedad)

¿Cómo proteger nuestro cuerpo ante la sequedad vaginal?

Pues bien, saber primero que SI tenemos la posibilidad de solucionar este problema.

Para ello lo primero de todo es perder el pudor de comentarlo ante el médico y segundo no darlo por perdido considerándolo una condición más de la edad que no tiene solución.

Consejo 1: hidratación:

Asegúrate de aumentar la ingesta de agua (por líquidos y alimentación) para mantener al cuerpo muy hidratado. Y ten muy en cuenta y evita los productos que pueden aumentar tu sequedad e irritación vaginal.

Hidratación vaginal

La sequedad se suele tratar con un hidratante vaginal. Es un gel ( recomendable que sea con base acuosa, soluble y ligeramente ácido para no afectar el pH natural del medio), que se introduce en la cavidad vaginal con un aplicador para lograr humedecer la zona y que desaparezcan las molestias.

Hay geles que son de última generación y no hormonales que penetran la mucosa vaginal y corrigen la sequedad.

Los hay hasta con ácido hialurónico (que aportan hidratación inmediata)

En mi caso mi ginecóloga me recomendó este (no hormonal y con ácido hialurónico, en monodosis) y me lo pongo dos veces a la semana, notando mejoría rápidamente…creo que a partir de ahora será mi compañero de viaje.

Lubricación vaginal.

Para cuando se tienen relaciones sexuales, una buena solución para  que mejoren las sensaciones, es utilizar un lubricante.

Funcionan de forma similar a la lubricación natural. Se debe aplicar en el área alrededor de los labios de la vulva y la vagina justo antes de que tenga lugar el coito.

Es preferible que tenga base acuosa para ayudar a la hidratación y para que sea compatible con el uso de preservativos.

En mi caso es este el que me recomendó mi ginecóloga y que utilizo con muy buen resultado

Existen otros productos naturales que funcionan también como lubricantes para la sequedad vaginal, por ejemplo el aceite de coco, aceite de vitamina E, o las cremas a base de soja.

Por otro lado los vibradores femeninos cumplen varias funciones, entre ellos estimulan las funciones sexuales mejorando tejidos y funciones de lubricación.

Si aún así la sequedad vaginal no remite o si los síntomas son intensos, el ginecólog@ nos puede recomendar otros tratamientos como, por ejemplo, una terapia hormonal de uso tópico con óvulos, anillo vaginal o cremas vaginales.

Funcionan al restaurar y engrosar las membranas mucosas de la vagina (mucosa vaginal) y al aumentar las secreciones vaginales.

 A diferencia de las formas convencionales de TRH, los efectos son locales, por lo tanto, los riesgos son reducidos

Consejo 2 y casi el más importante: debes tener siempre en cuenta para aliviar la sequedad vaginal  es llevar  hábitos saludables  que son uno de los pilares básicos para alcanzar una vida sana y que debe integrar una alimentación sanaejercicio físico y control del estrés .

También te puede interesar…