¿Qué es la osteoporosis?

Quién sufra de dolor de espalda, lumbares, cuello, muñecas…que ¡LEVANTE LA MANO!

Yo siempre he tenido muchos problemas con mi espalda, en concreto con las cervicales y lumbares.

De hecho hace unos años me operé de dos hernias cervicales y quedé como nueva, pero últimamente notaba que me dolía el cuello más de lo normal y las lumbares me mataban.

Si bien es cierto he pasado mucho tiempo sentada por trabajo  y que en alguna ocasión he dejado de hacer ejercicio por un dolor en la rodilla que me asaltaba en ocasiones, lo que hacía que mi tono muscular no fuera el óptimo…¡vaya! que todo está relacionado.

 A medida que disminuye el nivel de estrógenos los huesos se debilitan cada vez más, dando lugar a una enfermedad que se llama osteoporosis postmenopáusica, siendo estos más sensibles a las fracturas.

Hay una relación directa entre la disminución de estrógeno después de la menopausia y el desarrollo de la osteoporosis. En la menopausia, la reabsorción de los huesos (destrucción) va más rápido que la construcción del hueso nuevo.

IMPORTANTE: Se dice que la osteoporosis es “silenciosa” porque no se manifiesta ningún síntoma hasta que la pérdida de hueso es tan significativa que este se fractura.

Las fracturas más frecuentes son las vertebrales, las de la muñeca (fractura de Colles) e incluso las de cadera (esta me parece bastante preocupante, ¿no?)

 Esta enfermedad afecta principalmente a mujeres después de la menopausia.

En concreto, en España, aproximadamente 2 millones de mujeres padecen osteoporosis, con una prevalencia en la población postmenopáusica del 25%. Aproximadamente 1 de cada 4 mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura osteoporótica en su vida.

Tenemos que tener en cuenta que aproximadamente el 85% de nuestra masa ósea es lo que hemos heredado genéticamente de nuestros padres y abuelos y no podemos cambiarlo, pero si podemos actuar sobre el resto de factores que influyen , corregirlos y proteger nuestros huesos, evitando la pérdida de masa ósea.

Aunque sea una enfermedad silenciosa, actualmente los médicos cuentan con gran número de herramientas para realizar su diagnóstico precoz y así ajustar el tratamiento, bien para prevenir la pérdida de masa ósea o para combatir la osteoporosis.

¿Has oído hablar de la densitometría? Para comprobar si hay disminución ósea se realiza una prueba llamada: densitometría ósea.

Esta prueba es un examen que determina la densidad mineral ósea y sirve para estudiar si se ha producido un pérdida de masa ósea significativa. 

Se realiza a través de tecnología de rayos X, consiguiendo así un diagnóstico médico de manera no invasiva. Esta prueba no causa ningún dolor, es similar a la aplicación normal de rayos X. 

Consejos para proteger tus huesos

 

  •  Comer sano y equilibrado, es un pilar básico para mejorar la calidad de los huesos. Lo recomendable es incluir en nuestra dieta siempre alimentos que incorporen proteínas, fibra (granos integrales, legumbres, frutas y verduras frescas), sin olvidarnos de las grasas saludables, todo ello de forma equilibrada.

  • Se debe aumentar la toma de Calcio.  Esta ingesta se puede realizar con alimentos naturales ricos en calcio (sobre todo lácteos y sus derivados), ciertas verduras (como el brócoli) y frutos secos (como las almendras).

    Las mujeres posmenopáusicas, pueden necesitar consumir de 1200 a 1500 miligramos cada día. 

  • De igual manera, la vitamina D es una sustancia fundamental para el hueso. Nuestras necesidades diarias las conseguimos principalmente por la formación de la misma en la piel cuando recibe el efecto de la irradiación solar, por eso es tan importante aprovechar cualquier recado para salir a dar paseos a la luz del sol y salir al aire libre cuando se tengan ratos de ocio. (Ver artículo)

  •  La principal función de la vitamina D es el mantenimiento de las concentraciones óptimas de calcio y fósforo para mantener las funciones metabólicas, la mineralización ósea y la transmisión neuromuscular. 

    Las fuentes alimenticias más comunes son sobre todo los cereales, los productos lácteos y pescados grasos.

  • Incorpora alimentos que contengan magnesio, previene Osteoporosis y fortalece los huesos. El magnesio ayuda a fijar el calcio correctamente, estimulando la hormona calcitonina que ayuda a la absorción de calcio. El calcio sin magnesio no se absorbe.

    Por lo que es un gran aliado en la menopausia.

  • Incorporar alimentos que incluyen fitoestrógenos (con efectos parecidos a los estrógenos naturales) aliviando así los síntomas del desequilibrio hormonal. Se encuentran en la soja, linaza, ajo , perejil, fresas…

    Una buena alimentación es crucial, pero si crees que tu dieta no cubre las cantidades necesarias puedes recurrir a estos suplementos: Calcio, magnesio, colágeno.

 

  • Practica actividad física de forma regular, caminar, subir escaleras y especialmente ejercicios de fuerza , aumentan la densidad ósea. Los ejercicios como la natación (en los que no se soporta el propio peso corporal), no aumentan la densidad ósea pero sí fortalecen mucho la musculatura reduciendo así el riesgo de caídas. Aquí puedes ver un artículo muy interesante sobre el ejercicio.

  • No fumar, ni beber alcohol. 

  • Los fármacos siempre deberán ser tomados bajo supervisión médica. Al igual que no todas las mujeres deben tomar suplementos de calcio y vitamina D ya que, solo están recomendados en caso de ingesta insuficiente de calcio (dieta) y/o  con déficit de vitamina D.

También te puede interesar…